domingo, 5 de octubre de 2008

El colchón.


"Ninguno de los dos dijo nada tras bajar la cama plegable que estaba empotrada en el armario. Habían pasado ya varios días pero el olor aún era extraño: una mezcla de muerte y desinfectante. Nos quedamos mirando un rato la mancha de sangre que había tomado un untuoso color parduzco. Luego alguno habló primero y lo sacamos de allí como pudimos, la puerta parecía demasiado estrecha, y nosotros íbamos muy rígidos para no tener que mirar la mancha desde tan cerca, ojos y nariz casi tocando la espuma. Mientras bajábamos las escaleras bromeé con mi hermano pero los dos sabíamos que aquel era un trabajo sucio. Una vez en la calle lo dejamos apoyado contra el contenedor de basura de enfrente, asegurándonos de que no quedaba a la vista la mancha de sangre. Después nos dimos media vuelta para no volver a verlo jamás, acaso alguna vez desde el recuerdo. Nos sacudimos las manos y aquel día ya no volvimos a pensar en ese colchón sobre el que mi padre había partido hacia el más insólito lugar de todos."


Nacho Vegas, Política de hechos consumados.

(Josh Rouse - Saturday)

3 comentarios:

David dijo...

Genio y figura el Sr. Nacho Vegas!!

Increíble, no tengo palabras.

mr.tambourine dijo...

El sentimentalismo no tiene nada de malo. Vivimos a través de sentimientos, por eso cualquier obra que aspire a representar la vida tiene que tratar con ellos. Lo malo es cuando los sentimientos engullen la reflexión y las ramas (sensibleras) no te dejan ver el bosque. Pero no creo que ese sea el caso del cine de LVT.

Sí que he visto Caro Diaro (intuyo que los dos seguimos la colección de Público). Y a mí también me gustó mucho. Me pareció una peli tan ambiciosa (abarca muchos y diferentes aspectos) como modesta. Y ahí su logro.

Al hilo de retratos sentimentalizados de ciudades, te recomiendo "En la ciudad de Sylvia". Una delicia, en la línea del realismo poético que caracteriza el cine de Guerín. La peli no existe en las P2P ni creo que abunde en los pocos videoclubes que queden abiertos. Pero alguien la ha colgado de forma fragamentada en youtube con resolución de alta calidad. Así que si tienes paciencia suficiente como para ver ua peli en el ordenata, ya sabes.

p.D. Creo que mi anónimo (que en realidad no es tal) me ha dejado un mensaje codificado. De lo que no estoy muy seguro es de conocer el código.

juanito dijo...

Ha sido leer esto y acordarme de esta canción:

EL ÁNGEL SIMÓN

Simón, desde que te fuiste tengo que decir
Que la verdad, no estamos nada mal sin ti
También es cierto que podríamos estar mejor
Pero ya ves, las buenas cosas mueren bajo el sol
Y ahora es la memoria mi guía
Porque eso sí, pienso en ti cada día
Desde aquella mañana de agosto
Reinventada hasta la saciedad
Sin lograr encontrar nada de nada
Ni una explicación ni un porqué
Al que poder aferrarme
(Y ahora no sé por qué
Viene a mi mente el colchón
Que tuvimos que bajar Javi y yo a la basura
Sin poder dejar de mirar esa mancha oscura
Que allí nos dejaste como herencia y recuerdo
Antes de partir en tu último viaje
Probablemente al infierno)

Y me vas a disculpar
Si nunca te llevo rosas
Me vas a permitir
Contar algunas cosas
Sobre lo poco que sé
De tus días de vino y rosas
Con todas las bromas
Como aquella en que al pasar delante de una funeraria
Nos decías "agachaos, no vaya a ser
Que os tomen las medidas"
Ese era tu consejo, tu sabio consejo
Y no estuvo mal, pero se te olvidó
Algo importante:
Tú también tenías que agacharte
Sí, tú también tenías que agacharte
Pero nunca quisiste cuidarte
No, nunca quisiste cuidarte.

Y quiero pensar que por una vez
Hice algo mejor que tú
Quiero pensar que por una vez
Hice algo mejor
Que tú que ni siquiera
Acabaste esa carta de despedida
Que en el ordenador Santi encontró perdida
Y ahora que perdiste tan absurdamente la partida
Ahora estoy cansado
Y hasta tengo miedo de mi propia vida
Y sé que lo tendré toda la puta vida
Decida lo que decida

Bueno, al final tal vez tuviste suerte
Porque tal vez -dímelo tú-
Mejor que ser un hombre solo y arruinado
Resulte ser, como dijo el juez, "el finado"
(Mientras se tapaba la nariz con su pañuelo)
Y desde cualquier lugar
Dondequiera que ahora te estés pudriendo
Sólo quiero que sepas que ya no te tengo miedo
Que ahora estoy cansado
Y sólo tengo miedo de mi propia vida
Y que sé que lo tendré
Toda la puta vida
Decida lo que decida

Como tú siempre decías
"Formalidad poca, pero que dure"
Como tú siempre decías

Gracias

Así es y así será
Toda mi vida
Decida lo que decida.