miércoles, 21 de octubre de 2009

After.


No tires tu dinero en esto. No te dejes engañar por la prometedora secuencia del principio, con la voz de Micah P. Hinson de fondo. After es un buen ejemplo de cómo malgastar casi dos millones y medio de euros en hacer una película cutre, fea y agobiante.

(Micah P. Hinson - Beneath the rose)

5 comentarios:

brüno dijo...

das ist Kacke

acróbatas dijo...

Pues vaya chasco antes de verla...
aunque acabaré por ir...
(gracias)

José dijo...

Vaya, pues la (más bien entusiasta) crítica del Cahiers me había abierto el apetito. Micah y Bill Callahan también influyen.

En fin, iré prevenido.

Saludos!

mr.tambourine dijo...

En fin, digamos que llegué a la última página del cuaderno. Pero no pasa nada, siempre se puede empezar otro.

Por cierto, el de arriba soy yo (el otro día me abrí una cuenta de gmail que se abrió por defecto al dejarte el comentario).

JUAN EME dijo...

pero si yo lo que quería ver era una peli cutre, fea y agobiante, al estilo Las noches salvajes, peli franchute y libro del mismo director (muerto de sida en los 90) que te recomiendo. no tiene siquiera uin poquito de nouvelle vague? pues vaya..