jueves, 19 de marzo de 2009

Restos de barba.


A. G. es el chico más ingenioso de la Plaza de Oriente. Me escribe emails absurdos pero inteligentes, tiene una gata viguesa y una moto. Huele realmente bien, a conocido. Tiene grandes proyectos y una chupa de cuero preciosa. Come cacahuetes y ensalada, y le gusta el sol. Le entrevisto improvisadamente, en bares donde la barra se mueve por sí sola: voy a escribir su biografía. Una vez le regalé una horquilla de pelo. Le he conocido en invierno, verano, dos primaveras, dos ciudades, un otoño, muchos bares, calles y una casa naranja. Leemos el periódico al sol. Me acompaña en el descubrimiento de tejados, paseos y tardes filmotequeras. No hay nadie mejor para dejarse llevar por aquí. Me gusta mirar algo y decirle "ay, qué bonito Madrid, cómo no vamos a amarlo".

2 comentarios:

l'ou ballarí dijo...

me gusta leer algo tuyo y decir: "ay, qué bonita eres, cómo no voy a amarte".

Anónimo dijo...

sabes que la foto la pillé de segundamano.es? Pasalo bien estos días por la-london y pasate por 25 linden gardens anda..bueno que te echo mucho de menis a ti y porsupuesto a A.G también!

Te quiere
Cuqui Fierro