lunes, 22 de diciembre de 2008

My blueberry nights.


Placer de cine, como el helado derretido sobre la tarta de arándanos.

(Cat Power - Dark end of the street)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

My Blueberry Nights...

Won Kar-Wai, consagrado director de origen asiático, se sumerge en su primera película rodada en inglés para contarnos, con su estilo personal e intransferible, la historia de una mujer que decide emprender un viaje por América para abandonar los fantasmas del pasado y encontrar su lugar en el mundo. Una atípica road movie que sirve a Won Kar-Wai para retratar la naturaleza humana a través de unos personajes que deambulan por la pantalla en busca de la redención de sus almas en una fabula realista con un enfoque mágico gracias al estilo narrativo y la evocadora banda sonora que envuelven la película. Una historia simple y efectiva que se convierte en un buen ejemplo de cómo flirtear con Hollywood y no perder la identidad en el intento.


Tengo un buen recuerdo de My Blueberry Nights!!!

CarlosBCN dijo...

Me esperaba algo más de quien me dejó hechizado con "In the mood for Love" pero bueno, la culpa es mía por
dejar la baraja sin cortar. Me quedo con la guitarra de Ry Cooder, con Neil Young aunque sea versionado, con la exquisita fotografía y con las apariciones de una encantadoramente guapa Rachel Weisz (vestidos incluidos)

Que tengas un feliz año nuevo.